Home
 
Noticias
 
Artículos
 
Carteleras
Carteleras solidaria, cartelera de servicios, de actividades, etc.
 
Orlando
Information about Orlando Florida.
 

 
::Home>Articulos

Soledades y compañias


Estas palabras hablan por si mismas; abriendo un abanico enorme en la fantasia. Quien de nosotros no las conoce? Quien no las ha sufrido o disfrutado? Las vivimos distintas en cada etapa de nuestra vida y se cruzan atravesando cada una de ellas con dolor o regocijo.
Cuando nacemos, nuestra entrada al mundo conmueve el entorno; el propio por dejar el calido y protegido refugio de la madre; el ajeno porque quienes nos reciben no nos conocen y somos como intrusos irrumpiendo en el hogar, entre quienes seran nuestros padres. No nos conocemos aun y no sera facil lograrlo. Nuestro sentimiento al nacer, soledad al salir a lo nuevo; el de nuestros padres, compañia que aleja la soledad.
El bebe debe reconocer el nuevo mundo, una palmadita lo invita a hacerlo; y el abrazo de la mama espera para darle nuevamente el amor y el calor y asi pasa de nuevo de la soledad a la compañia. Y los papas conocen su creacion producto de sueños, deseos, del amor y lo reciben, tal vez un tanto sorprendidos, tal vez algo aturdidos; y reconocen la nueva compañia que sin lugar a dudas no les va a permitir estar mas en soledad.
Y asi los ciclos se alternan y van de la soledad a la compañia y de la compañia a la soledad.
Luego la niñez nos invita a dar un pase de la mano de los padres. Es la gran maravilla, la cita mas increible y alli esta esperandonos; dulces, juegos, colores, paseos, caricias, proteccion, calor y asi rodeados de esta fortaleza que nos abriga del mundo, vamos pasito a pasito, tras nuestros padres, tal vez con uno, con otro o con ambos, aprendiendo a ser, a querer y ser querido, a reir y llorar, a contar y escuchar, a garabatear nuestros recuerdos sobre hojas de garbanzo con los colores del mar, el sol, la tierra, las frutas, la noche.
Y estamos en compañia, porque ellos no nos dejan, siempre estan, cuando duele la pancita, o nos palpita el oido, o nos caemos y algo duele o la fiebre nos despierta o la noche nos asusta. Alli estan o esta la presencia, el consuelo, la caricia, la palabra, el abrigo que solo nace del amor.
Y los padres enseñando, protegiendo, curando amando hacen su mejor tarea, y sin embargo pueden sentir la soledad que nace del desafio que supone todo eso; y todo sin excederse, sin ir despacio ni muy de prisa, sin ser tolerantes y descuidados o severos y agobiantes; tener el justo equilibrio cuando todo nos presiona, enseñarles sobre la vida cuando nosotros mismos no estamos muy seguros, protegerlos y separarlos de los miedos aun cuando estos tal vez nos persiguen, curarles las nanas sin tener diplomas ni medallas y amarlos por sobre todo y esto si no tiene excusas, por ser ellos nuestro tesoro de vida, lo que hicimos mejor, y nos quedo mejor.
Y entramos en la adolescencia, una suerte de aventura y alegria, de dolor y frustracion. La ventana al mundo a la que nos asomamos, aunque lo que vemos no nos gusta, no nos entiende o acompaña. Con las caras brotadas, aparatos en los dientes y la voz insegura es muy dificil ver las cosas con alegria, y nos sentimos solos, todo esta en entredicho y confabula; el consuelo que nos queda es soñar, y en el sueño somos lindos, el mundo brilla, el sol sale todos los dias y nos gusta la noche con su luna de plata.
Nada nos asusta, no hay abismos y somos libres, solo con soñar. Alli nos sentimos bien y no estamos solos.
Y nuestros padres abren nuestra adolescencia y al ver el camino que deben recorrer siente panico y se sienten solor. Quedan aturdidos; los hijos contestan, resisten, pelean, se alejan y los padres al no tener manual tratan de entender, pero no hallan la clave y sienten que la senda ancha y luminosa por la que venian transitando se estrecha y confunde en una linea.
La paciencia debe asomar, porque adolescer no es facil y duele bastante; y asi con pasitos casi infantiles los ayudamos a ensanchar la linea para que sientan otra vez el calor del sol, vean los colores, disfruten de esa plenitud que tienen y no perciben y vuelvan a sonreir. Y como todo se puede, uniendo los corazones, tomados de la mano, recuperamos su confianza y sentimos de nuevo su compañia.
Entrados en la vida adulta, soledad o compañia seran la gran dicotomia, seran momentos, destinos, decisiones o fatalidades; la gran sorpresa sera averiguar cual de las dos seguira junto a nosotros, como fieles amigas que no se separan, compartiendo lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto; la luz y la sombra y ajustando el ritmo nos siguen de cerca, no importa cuan lejos vayamos.


Virginia




Home | Noticias | Articulos | Orlando Florida






Uruguay Golf Course and Golf Club

Perfumes Links web design and consulting


Florida Spray Foam Insulation
Internal Error! - Sorry - Could not connect...